Uncategorized

Mi Posparto

Quiero comenzar este post diciendo que, al igual que cada embarazo es distinto, los pospartos también lo son. Algo que me haya ocurrido a mi no te tiene que ocurrir a ti. Dicho esto, comenzamos.

Para mi el posparto se divide en dos, el posparto físico y el posparto emocional y creo que es importante hablar de ambos, ya que a mi solo me hablaron del físico y no del emocional.

POSPARTO FÍSICO.


Tengo que decir que a mi se me juntaron dos «problemas». Durante el embarazo sufrí muchísimo de hemorroides, las cuales no se pudieron curar por no poder usar corticoides, así
que en el momento del parto y tras mas de 4 horas de pujos imaginaros como termino aquello.
Los dolores más grande que he tenido en el posparto han sido por este motivo, el cual ahora se ha agravado con fisuras.
A mi me tuvieron que hacer episiotomía, pues al usar los forceps me explicaron que era necesaria. Me dieron 4 punto externos y no me dijeron cuantos externos. La recuperación de los puntos, en mi caso, fue muy rápida. No voy a negar que me dolieron bastante, sobre todo uno de los puntos, pero la verdad es que rápido se me fue el dolor.
¿Es verdad que puedes tener perdidas de orina después del parto? pues en mi caso si. A las que estáis embarazada os recomiendo muchísimo que fortalezcáis bastante vuestro SUELO PÉLVICO para luego no tener tantos problemas. Yo hice todo los ejercicios que me recomendaron para que el suelo pélvico no se me quedara tan destrozado, pero (según mi ginecólogo) después del parto que tuve, fue inevitable no terminar así. En octubre atengo la primera consulta de rehabilitación del suelo pélvico para poder volver a estar como antes, pues correr, saltar o reírme mucho, me supone un problema bastante grande por las perdidas de orina.
Respecto a mi físico tengo que decir que me he quedado un poco regordeta. Cogí 16 kilos en el embarazo (creo recordar), perdí cerca de 8-9 kilos en la primera semana y los otros ahí los tengo, haciéndome compañía. Si que es verdad que el no haberlos perdido es culpa mía en parte, pues tengo un hambre atroz y no paro de comer… ¡¡Así como voy a perder peso!!
Mi tripa aún está un poco hinchada y de momento no se me ha puesto flácida.
Otro punto del posparto que es un poco rollo es la caída extrema de pelo. En mi vida se me había caído tantísimo pelo como se me está cayendo ahora, hasta tengo calvas en la cabeza. Es un poco coñazo, pues encuentro pelos por todos lados y lo peor es que siempre acaban en las manos de Leo.

POSPARTO EMOCIONAL.


Creo que poco se habla de esta parte del posparto y es tan importante o más que el físico.
Yo he tenido muchísima suerte de contar con mis padres, mis hermanos y mi cuñada en todo momento (a parte de mi pareja, obviamente) y eso se agradece.
Hay que pensar que llegamos al hospital siendo dos, mi pareja y yo, y salimos de allí siendo tres. Todo lleva un proceso emocional que hay que pasar y puede resultar un poco duro.
Yo la primera noche que pasé con Leo fue la peor. Me encontraba en una cama de hospital sin poder moverme, sin el apoyo emocional en ese momento de mi familia (di a luz a las 19.00 y no nos pasaron a planta hasta las 23.30 por que no había una matrona libre que me firmase el traslado) y con un bebe llorando. No sabia como gestionar todo y emocionalmente me vi bastante superada en ese momento.
Desde entonces hasta ahora todo ha sido un camino con algunos obstáculos que sortear.
Como digo en Instagram, tienen que encajar las piezas del puzle y hay que hacer que encaje la nueva vida con la que teníamos antes de nacer nuestros bebes.
En el posparto me he planteado muchas cosas y mil dudas me han asaltado. ¿Seré buena para Leo? ¿Lo estaré haciendo bien? ¿Por qué estoy triste si tengo lo más bonito del mundo?
Todas estas preguntas es normal que pasen por la cabeza, creo que es algo que nos planteamos tanto si somos primerizas como si no. El cóctel de hormonas que tenemos en el cuerpo influyen mucho en este posparto emocional y en mi caso, el ver como estoy físicamente, no solo por el peso o mi aspecto, más bien por no sentirme tan ágil como antes.
Mi consejo es dejar que todo fluya, tarde o temprano todo se calma y todo encaja, formando así una vida perfecta.

A día de hoy físicamente no estoy recuperada del todo, pues me queda un largo camino hasta estar a gusto físicamente y no hablo solo de mi peso, pues ahora mismo es lo que menos me preocupa. El tema de las hemorroides es lo que más preocupada me tiene pues me está generando hasta dolores muy grandes de tripa y me produce mucho miedo tener que ir al baño.
Emocionalmente tengo que decir que estoy mejor que nunca, aun con todas mis dudas y miedos. si que es cierto que hay días que me veo muy desbordada y todo me supera, pero tengo a mi lado a personas maravillosas que me ayudan a no caer.

Como he dicho al principio, esta es mi experiencia y lo que me ha pasado a mi, no le tiene que pasar a todo el mundo.

Aprovecho para invitaros a mi Instagram, donde subo fotos diarias contando mi día a día y Stories contando la maternidad real, pero con un toque de humor. Para visitarlo haz click @unblogembarazoso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *