Lactancia

Lactancia

Mi experiencia con la lactancia.

Mi experiencia con la lactancia…. Tan maravillosa y complicada a la vez. 

Durante el embarazo pensamos y organizamos mentalmente nuestra maternidad, pero ¿sabéis quien realmente decide nuestra maternidad? Nuestros bebés al nacer. Ellos son los que “deciden” el rumbo, los que aprueban o desaprueban nuestros planes.

Lactancia Materna a Demanda.

Mi plan de lactancia durante el embarazo fue LMD (lactancia materna a demanda) y así fueron los 4 primeros meses. 

Mi experiencia con la lactancia materna fue de muchas luces y sombras pues mi hijo no cogia Lactancia maternapeso (llegó a perder peso) y los médicos me insistían a que siguiera dando el pecho, que ya cogerá peso. Pero yo veía que no se saciaba; estaba incómodo todo el día, dormía muy poco, durante el día no dormía absolutamente nada y estamos hablando de un bebé de 1,2,3 y 4 meses.

Mi hijo nació con frenillo lingual muy pronunciado y la seguridad social se toma ciertas cosas con mucha calma… no fue hasta 4 meses después de nacer cuando le operaron (una operación muy sencilla, muy corta y con una recuperación excelente).

Volvamos a los 4 primeros meses… pérdida de peso, uso de pezoneras, pues no se enganchaba al pecho (estas salvaron en parte nuestra LM, si no las llegamos a usar a los 3 días le habría retirado el pecho), sacaleches, biberones especiales para que hiciera la misma succión que en el pecho….. Un machaque psicológico bastante grande para mi y no veía resultados.

Lactancia Mixta.

Un día me cansé de todo esto y decidí pasarme a una lactancia mixta… que diferencia un bebé cuando se queda con hambre a cuando está saciado. 

Poco después le operaron del frenillo lingual y todo mejoró. La LM (lactancia materna) fue la que tenía que ser y pasamos a que el pecho fuera lo principal y el biberón pasase a solo cuando yo estaba trabajando.

Lactancia biberónLa idea de retirarle el pecho pasó por mi cabeza a los 9 meses pero tenía un problema, mi hijo había empezado a rechazar todas las tetinas y no conseguía que se enganchara a ningún biberón. A partir de los 4-5 meses introdujimos la alimentación complementaria con lo que todo lo que comía que no fuera el pecho era a cuchara, el biberón paso a un plano muy lejano.

 ¿cual era mi problema para destetar? El biberón. Necesitaba seguir tomando leche pero sin un biberón o tetina que aceptara me era inviable.

Compramos muchísimas tetinas distintas, muchos biberones de mil marcas distintas y no dábamos con la tetina idónea, pero un día encontramos la tetina biselada de Suavinex, esa de toda la vida con el agujerito en la parte superior y por fin aceptó el biberón.

Lactancia Artificial.

A día de hoy, con casi 18 meses, le da igual la tetina, la marca…. No le hace ascos a ninguno, pero necesitaba aprender a beber en biberón pues le desacostumbre a usarlo y con 9 meses no sabía cómo beber de ahí.

Con esto quiero decir que NO HAY BIBERÓN PERFECTO NI BIBERÓN MEJOR, nuestros bebés son los que deciden y cada uno tiene sus manías y sus preferencias.

También me gustaría dejar claro un tema… un tema muy polémico desgraciadamente hoy en día. Tanto si os decidís por una LM (lactancia materna) una LA (lactancia artificial) o una Lactancia Mixta sois unas madres maravillosas y las mejores para vuestros hijos. Existen factores que hacen que nos decidamos por una lactancia u otra y también existen decisiones personales que NADIE debería de cuestionar nunca.

También hablo de este tema en el post «Lactancia Mixta«.

Os dejo por aquí un enlace a la sección de biberones de «Bebé Unicornio«.

Y dicho esto, me despido hasta el siguiente Post 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *