Uncategorized

La mejor decisión.

 Hoy le preguntaba a
mi pareja sobre qué podría escribir el próximo post, últimamente estoy un poco
escasa de ideas, pero él lo tenía muy claro.
“El segundo embarazo”.

No, no estoy embarazada, no de momento, pero todo empieza
con una decisión (como él bien me ha dicho), una decisión meditada, estudiada y
cuidada por dos personas adultas que se aman y se respetan. La decisión está
tomada, queremos un segundo bebe y empezaremos ya su búsqueda.
Cuando me quedé embarazada de Leonardo creé este Blog para
contar todo el embarazo y la maternidad, ahora toca contar una nueva aventura,
una búsqueda que esperemos que no dure mucho.
Pero no todo es tan fácil y no todo empieza con la búsqueda en
sí.
Llevamos con una lactancia materna a demanda, que no
exclusiva, 9 meses ya y aún no me ha bajado la regla desde que Leo nació. Esto
quiere decir que no ovulo aún y obviamente, para quedarme embarazada, primero
tengo que ovular.
La única manera para ovular es reducir la lactancia materna
o el destete completo.
A partir del 6 mes de vida del bebé es más probable que empecemos
con la ovulación, pues las tomas se espacian al introducir la alimentación
complementaria. Nuestro bebe ya no se alimenta exclusivamente de leche materna
y los niveles de progesterona disminuyen.
¿Qué es la progesterona?  Pues es una sustancia que segrega nuestro
cuerpo para, entre otras cosas, generar la leche materna, pero también actúa como
“anticonceptivo”, pues hace que nuestro cuerpo no ovule.
Así que, ahora mismo mi objetivo a corto plazo es reducir o
espaciar las tomas de Leo para que me baje la regla.
Llevamos toda la semana en ello y la verdad es que está
resultando muy duro, más que para Leo, para mí.
Cuando mi hijo llora o tiene sueño le ponía al pecho, ahora
si llora o tiene sueño tengo que buscar otros modos de calmarlo o dormirle. Para
dormirle es más sencillo, pero para calmarlo si llora mucho es más difícil.
Psicológicamente también resulta complicado. Siento que al
quitarle tomas y él no reclamarlas me necesita menos. Es una tontería porque
es un bebe de casi 9 meses, me necesita igualmente, pero mi cabeza piensa de otro
modo y hace que me dé pena.
La idea que tengo es seguir dando el pecho hasta que él lo
rechace, un destete natural, pero si con la reducción o espaciamiento de tomas
que estamos haciendo no consigo que me vuelva la regla, tendremos que valorar la
retirada de la leche.
Por un lado pienso que esto de la retirada de la leche puede
ser muy egoísta por mi parte hacia mi hijo, pero es algo necesario.
¿Por qué quedarme embarazada tan pronto? Yo tengo un hermano
al que le saco 2 años y una hermana 8 años menor que yo. La relación que he
tenido con cada uno de ellos ha sido totalmente diferente y aunque quiero a mi
hermana con toda mi alma, 8 años de diferencia son muchos. Con mi hermano he
jugado, hemos compartido todo, nos hemos criado juntos y eso es lo que quiero
para mi hijo, para mis hijos.
Quiero que se críen juntos, que compartan infancia y
recuerdos como mi hermano y yo.
El embarazo de Leo no fue buscado, pues pensábamos que no podíamos
tener hijos, con lo cual no sabemos si esta búsqueda durará meses o años.
La decisión está tomada y la aventura ya ha comenzado.
Próximos pasos:
-Analítica para ver cómo están mis tiroides, pues en el
embarazo tuve hipotiroidismo y me suspendieron la medicación cuando nació Leo.
Para un nuevo embarazo las tiroides deben estar más que perfectas.
-Esperar a ver si con el espaciamiento o reducción de tomas
consigo ovular y así evitar el destete, pues me gustaría seguir dándole el
pecho a Leo.
-Tomarme el ácido fólico para preparar el cuerpo.
¡¡Que emocionante es todo esto!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *